El movimiento de tierras y la cimentación de las naves marcan los primeros compases del proyecto, de 41 millones. 

La máquinas extraen carbón en la mina de Samca en Ariño. Antonio garcía./Bykofoto

Samca ha comenzado ya a construir su planta de fertilizantes en Ariño. Se trata del primer gran proyecto que  se ejecutará en las cuencas mineras tras anunciarse el cierre de la central térmica de Andorra.

Fuentes de la empresa confirmaron este martes que se ha iniciado movimiento de tierras y la cimentación de las naves. La intención es que la producción arranque a principios de 2020, aunque no se descarta que pudiera estar operativa a finales de este año.

El proyecto prevé una inversión inicial de 41 millones de euros y la creación de hasta 85 puestos de trabajo. También generará, según las estimaciones de la compañía, alrededor de 40 indirectos. Supondrá, según las citadas fuentes, “la continuidad de la mayoría del personal de los dos grupos mineros de extracción de carbón a cielo abierto que Samca posee en la provincia de Teruel”.

Del carbón a los fertilizantes, la macro apuesta del grupo Samca para mantener los puestos de trabajo

De acuerdo con el grupo, la planta, que se presenta como una alternativa empresarial al impacto negativo que la normativa europea está produciendo en las comarcas mineras, “favorecerá el crecimiento de la renta y el empleo” y contribuirá “al desarrollo económico y social” del municipio de Ariño y de otras localidades próximas.

Comprende, según detalla la declaración de Inversión de Interés Autonómico aprobada recientemente por el Gobierno de Aragón, el aprovechamiento del lignito y la leonardita que se extraiga y su comercialización directa, así como la valorización de recursos ganaderos y agrícolas mediante la fabricación de compost y su utilización para crear fertilizantes organominerales.

En dicha fábrica se instalará un centro de investigación, desarrollo e innovación del lignito para usos alternativos al de la generación de electricidad que estará “en estrecha colaboración con el Departamento de I+D+i del grupo”. En él trabajarán ocho personas.

Un revulsivo para la localidad

Los plazos del proyecto han tenido que adelantarse ante el anuncio de Endesa. Comenzará, según explicó en las Cortes el director general de Samca, Rubén Orera, con solo seis empleos, pero generará 73 cuando esté plenamente operativa. El Ayuntamiento de Ariño, explicó el alcalde, Joaquín Noé, se ha esforzado para que la tramitación fuera “lo más rápida posible”. En su opinión, esta planta evitará que, a pesar del “duro golpe” que ha supuesto el fin de la minería, no haya “despidos traumáticos”.